Respiración consciente y paz interior

¿Qué es la respiración consciente?

En ocasiones nos encontramos perdidos emocionalmente, sin rumbo. Hemos perdido nuestra calma  y el ruido que escuchamos fuera también resuena dentro de nosotros. Son momentos de caos, en los que parece que no sabemos muy bien qué sentimos o qué queremos, e incluso nos enredamos en distracciones como un viaje, un coche nuevo, o nos perdermos entre música y alcohol… Pero, ¿ y  si  fuera mucho más fácil que todo eso? ¿Y si solo tuviéramos que pararnos y ejercitar la respiración consciente para recuperar nuestra paz interior?

Respirar de manera consciente, controlando el ritmo y la profundidad de tus inspiraciones y exhalaciones , ayuda a nuestra mente a enfocarse en el propio cuerpo, y eso nos permite anclarnos en el presente y serenarnos. Este proceso tan sencillo regula nuestras emociones y evita que nos sintamos arrastrados por ellas.

Señales de que debemos parar

Los seres humanos a menudo tomamos decisiones de dos maneras opuestas: en función de  lo que queremos o en función de lo que quieren los demás.  Si ignoramos nuestras propias necesidades acabamos silenciándonos, y es cuestión de tiempo que brote la ansiedad.

 La ansiedad es una señal de alerta. También lo es la inseguridad, la soledad, la impotencia o el sentimiento de inferioridad. Todas ellas aparecen porque nos ignoramos a nosotros mismos. No estamos siendo ignorados por los demás. No nos están obligando a dejar de sentir esas reacciones. Estamos desconectados de nosotros. Y eso es lo primero que debemos resolver. Debemos tomar responsabilidad y reconectar con nuestras emociones de manera. Encontrar el camino de vuelta hacia nuestra paz interior y, para eso, la llave es la respiración consciente.

La respiración Consciente es un ancla

 Hay una expresión que dice «si no puedes ponerte en contacto con tus sentimientos, ponte en contacto con tu respiración». 

La respiración consciente es una herramienta muy poderosa y, lo mejor, accesible para todo el mundo. Habrás escuchado hablar de ella anteriormente quizás con el término más elaborado de meditación. A algunos esta palabra les asusta, porque consideran que para hacerla bien necesitan años de dedicación o aislarse en la montaña, y  que su práctica es muy complicada de realizar en un mundo tan ajetreado como este.

La respiración consciente no es Difícil

La respiración consciente es  tan fácil como RESPIRAR. Simplemente haciéndolo con conciencia mejorarás tu estabilidad emocional y podrás aumentar tu energía interna, tu calma y tu concentración.

Tras un tiempo practicándola se volverá automática, te saldrá  de manera natural, y  la respiración consciente pasará a formar parte de tu vida. Será entonces cuando empezarás a  notar los cambios y sintonizarás alma y cuerpo. Recuperarás tu paz interior.

Y lo mejor de todo: solo necesitas dedicarle 5 minutos a esta práctica, 3 veces al día.

Inhala. Exhala. Sé consciente de cómo te sientes. Deja de luchar contra tu interior, no te cierres, ábrete. Nota el cambio. Dejarás de evitar esos sentimientos que te ahogan… la ansiedad, la tristeza, el estrés, la infelicidad. Y empezarás a abordar tus necesidades. A estar presente. A disfrutar del silencio de estar contigo mismo. A respetarte. A quererte.

Practica la respiración consciente

Si te resuena lo que has leído y te gustaría practicarla   AHORA, te regalo una meditación guiada para que vayas practicando. Dime qué tal te ha ido en los comentarios.

Puedes escucharla pinchando en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.